Suscríbete a nuestra Newsletter!

Suscríbase y reciba en su correo todas las nuestras novedades y ofertas.

*Por favor, lea Politica de Privacidad nuestro antes de suscribirse al newsletter.

Newsletter

 

Douro Región

 
 

Siguiendo el curso del río dorado, se llega al Alto Duero Vitivinícola. Es ésta una tierra de tradiciones, un lugar de encanto y misticismo, que se extiende por una inmensa área donde la naturaleza es quien reina, en una simbiosis perfecta con la actividad humana, que ha labrado las terrazas en las abruptas laderas del río Duero y sus afluentes, y que ha organizado la producción del vino en quintas, a las que se accede por sinuosas carreteras con vistas impresionantes. La actividad vitivinícola en la zona ya aparece registrada hace más de dos mil años, independientemente de que sólo a partir de 1756 se comenzara a organizar la vitivinicultura en la zona y a ganar reconocimiento internacional con la creación de la Región Demarcada del Duero, la primera del mundo, precursora de una alianza entre tradición y modernidad, aún presente hoy en día. Como ejemplo de tradición se encuentra la vendimia manual y la pisa a pie, en lo que a modernidad se refiere, destaca la clasificación de la aptitud vinícola de todas las propiedades y la utilización de los más modernos procesos de vinificación.

Más hacia el este, en una región de rara belleza donde el río Côa se funde con el Duero, se yergue el Sitio Prehistórico de Arte Rupestre del Valle del Río Côa, un vasto patrimonio arqueológico que reposa desde hace miles de años en ese valle y que constituye un ejemplo único de las primeras manifestaciones de creación simbólica de la humanidad así como del inicio del desarrollo cultural que se remonta al Paleolítico.

Atravesando los tres patrimonios mundiales, enclavados entre montañas, el río Duero, otrora discurriendo furioso hasta el mar, se ha visto transformado en un recorrido fluvial navegable debido a la construcción de presas; recorrido realizado regularmente por cruceros y embarcaciones de recreo. En la región vinatera, el tren acompaña al Duero en buena parte de su recorrido, constituyendo, junto con la navegación fluvial, dos medios de transporte privilegiados para admirar la grandeza del paisaje en el valle del Duero.

A la par de la vitivinicultura, esta región de tierra fértil se caracteriza asimismo por otros cultivos, entre los que destacan, por una parte, el de los vetustos olivos y la excepcional calidad de aceite que estos producen y, por otra, el de los almendros con su espectáculo de floración durante los meses de febrero y marzo así como por la importancia que las almendras tienen en la elaboración de los dulces típicos. El pastoreo es una actividad habitual en algunos de los ayuntamientos, de la que resultan muchos platos gastronómicos elaborados al modo tradicional. La ternera y el cabrito asado son los platos estrella de la zona, sin embargo, quien pase por la zona del Duero, no puede dejar de probar los embutidos, los quesos artesanales y los dulces de la zona.

Un paisaje impresionante que proporciona vinos excelentes, una gastronomía única, rica en productos caseros, una historia que hace soñar y un recibimiento que nos invita a querer regresar. Son infinitas las razones para visitar el Duero, pero mejor que enumerarlas es vivirlas. ¡Venga a descubrir el Duero, venga a vivir!

Sustainable Tourism Destination - Between the 20 World Best

Sustainable Tourism Destination
Between the 20 World Best

Unesco - World Heritage

Alto Douro Wine Region | Prehistoric Rock Art Sites in the Côa Valley and Siega Verde